Title Image

Fandango, Soleá, Seguiriyas y Tangos Flamenco

Inicio  /  Palos Flamenco   /  Fandango, Soleá, Seguiriyas y Tangos Flamenco

Fandango, Soleá, Seguiriyas y Tangos Flamenco

Que es un palo flamenco?

Un palo flamenco es un estilo  de cante  perteneciente al flamenco y podemos encontrar más de cincuenta estilos diferentes en este tan complejo y rico arte. Aunque hay gran variedad de palos flamencos, existe una serie de palos básicos de los que derivan los demás y es importante saber diferenciarlos así que en este artículo vamos a conocer algunos de los más interpretados hoy en día. Se pueden agrupar según su procedencia, el acompañamiento musical o según su métrica entre otros. Cada uno de ellos tiene una estructura diferente con una parte fija y una variable, que viene a ser la forma en que la que se combinan el baile, el cante y el toque. Una propuesta de estructura básica podría ser: Salida, 1ª letra, 2ª letra, escobilla y final  aunque puede haber variaciones como por ejemplo introducir algunos compases entre letra y letra y demás cambios estructurales según que estilo trabajemos. En la estructura de un palo existen algunos momentos clave como pueden ser la salida, la llamada, el remate, el cierre, el marcaje, el paseo, la letra, el macho  y la falseta, pero  para no extenderme demasiado  haremos hincapié sobre este vocabulario en otro momento.

Palos Flamenco

Para hacer una agrupación general  de los palos más conocidos del flamenco  voy a comenzar por enumerar los palos “básicos” de los que derivan otros  según su métrica, aunque hay muchísimos más que en la actualidad no son tan interpretados y que no los voy a mencionar para centrarnos en los que hoy en día son más trabajados por los artistas.

Entre los primeros palos se encuentra el  fandango  de origen árabe y portugués y aunque no es el más antiguo, sí que es el mas a conservado las raíces del cante jondo. Su compas es de ¾ y se acentúa en el primero de los tres golpes, es decir el primero es el fuerte y los dos siguientes flojos son flojos (1 2 3   1 2 3  1 2 3   1 2 3). De éste derivan  las malagueñas, la granaína,  el taranto o las jaberas entre otros.  Según la zona podemos disfrutar de fandangos de Huelva o fandangos de Málaga. La estrofa sobre la que se cantan los fandangos es de cuatro o cinco versos octosílabos de los que se repiten uno o dos versos para formar los seis de los que se compone su estructura melódica y los temas más corrientes son la mujer y el amor, la caza y el campo, las minas, el entorno geográfico y las fiestas y romerías.

Hablemos ahora de las soleares con un estilo métrico de 12 tiempos y compás de Amalgama, es decir, su pulso de doce tiempos está  formado por dos compases ternarios (de tres tiempos) y tres compases binarios (de dos tiempos) y se acentúa de la siguiente manera:

1 2 3   4 5   7 8    9 10   11 12.

Como veis es uno de los compases del flamenco con más dificultad a la hora de ejecutarlo ya que está compuesto de muchos tiempos y además mezclados entre binarios y ternarios.

Tipos de compás

La soleá  procede de un cante para acompañar al baile desde principios del siglo XIX a los que se llamaban Jaleos cuando eran interpretados por hombres y Gelianas cuando las bailaban las mujeres, por eso las soleares más antiguas tienen un compas más ligero.

La soleá actual es un cante de gran importancia en el flamenco y son el resultado de elaboraciones realizadas por algunos artistas  que según la zona geográfica tienen unas características u otras y actualmente es uno de los palos mas interpretados, sobre todo por mujeres ya que este baile da pie a movimientos de brazos de caderas y quiebros.

Las soleares se presentan en coplas de 3 o 4 versos octosílabos y sus temas son muy variados ya que pueden ser tristes, amorosos, reflexivos, dramáticos  aunque es más común que hablen de la soledad y el desengaño. De estas derivan palos como la caña y el polo, bulerías, alboreá y el grupo de cantiñas de los que derivan alegrías,  romeras , caracoles y mirabrás, todos ellos con la misma métrica de 12 tiempos.

Pasamos a las seguiriyas, uno de los cantes mas jondos y más dramáticos del flamenco y así lo expresan impregnando cada tema con poca letra y mucho quejío, de hecho si escuchamos con atención podemos identificarla y diferenciarla basándonos en el numero de “ayes” que la forman. Estas fueron creadas entre Sevilla y Cádiz y se cree que sus orígenes están relacionados a los velatorios, ya que en el siglo XlX  las mujeres  eran contratadas para cantarlas, a estas se les llamaba plañideras. Como el tema principal era el duelo muchas de sus letras están inspiradas o relacionadas con la muerte y aunque los estudiosos  del flamenco no lo han confirmado, lo que sí sabemos es que suelen hablar de tragedias o dramas y que el baile se incorporo mucho mas tarde, por el siglo XX. Su métrica se basa en cambiar el orden de los compases de la soleá, por lo tanto también nos encontramos con un compás amalgama y  la mayoría de los flamencos prefieren contar los tiempos a cinco, es decir: 1 y 2 y 3 _y 4 _y 5 y.

Aunque antes se interpretaban sin acompañamiento musical, hoy en día si van acompañadas por guitarra. Su estructura se basa en  cuatro versos hexasílabos menos el tercero que es endecasílabo aunque no es raro encontrarse con seguiriyas que no siguen el mismo patrón ya que en este majestuoso palo  prima el sentimiento.  De estas derivan livianas, serranas y cabales.

Mapa Geografía Flamenca

Conozcamos ahora un poco los Tangos, de origen bailable, que a diferencia de las soleares y las seguiriyas, es uno de los palos más alegres y festeros  además de estar considerados también  como uno de los básicos del flamenco. Una de las teorías de su nacimiento apunta que fue entre Cádiz y Sevilla y en cambio hay otras que  sitúan su gestación  en Cuba, en el barrio negro de la Habana.

Su copla está formada por tres o cuatro versos octosílabos y su compas es de 4/4 de los cuales el primer tiempo es el flojo y los tres siguientes los fuertes, veámoslo esquemáticamente:   1 2 3 4   1 2 3 4.


La historia continua, te invito a leer nuestro articulo «Palos flamenco parte II»


De los tangos derivan tientos, tanguillos, farrucagarrotín y mariana, de los que, como los otros derivados que hemos mencionado anteriormente, hablaremos en el próximo artículo para conocerlos un poco mejor.

COMENTARIOS

Nos quieres dejar un comentario?

Esta web utiliza Cookies para mejorar tu experiencia en nuestro sitio, dale a aceptar y ven a bailar para hacer la digestión!    Ver Política de Cookies
Privacidad